[News]  [Addresses] [Carmelite sites]  
Secretariat of Missions: ocdmis@pcn.net + FAX ++39 06 85443212



Missionary news

News   -  13  ( 30.09.2006 )

B i e l o r u s i a

Dámaso  Zuazua,
Secretario General de las Misiones OCD

Proemio en  Lituania.-

 

Emprendo viaje a la Misión Carmelitana de Bielorusia. Por una estrategia geográfica aterrizo en Vilna, capital de Lituania. Me siento feliz de pisar la tierra de San Casimiro, patrón celeste del Gran Ducado desde 1484, y de una floreciente Provincia carmelitana en otros tiempos (1734-1884). Llegó a  tener 11 conventos y más de un centenar de religiosos.

 

Lituania (Lietuva) fue el último país europeo en abrazar la fe católica. Pero la adhesión al Cristianismo de estas gentes ha sido proverbial. El símbolo emblemático más expresivo de la actual nación permanece siempre la histórica colina de las muchas cruces en Siauliai: miles de cruces en madera y metal, grandes y pequeñas, de devoción, de recordatorio, ... En vano las autoridades soviéticas las arrasaron varias veces, porque surgían de nuevo con profusión.

 

Me interesa la sagrada ciudad de Vilna. Es la ciudad más barroca al norte de los Alpes y la más lejana del Este Europeo. Recordemos, sobre todo, que aquí nació  San Rafael Kalinowski de San José. Aquí se encuentra también el mítico santuario de Nuestra Señora de Ostra Brama.  Expresivo icono recubierto de oro repujado, tiene a su alrededor unos ocho mil ex-votos. Cuadro y marco fueron restaurados en 1993. El Papa Juan Pablo II oró ante esta expresión mariana en su visita a Lituania en 1993. Es la Virgen María, la Madre de la Misericordia, venerada con tanta devoción en la Puerta de la Aurora, una de las cinco primeras salidas de la muralla, construida entre 1503 y 1522.

 

Representa con mucho la advocación mariana más extendida en el país y en tantos lugares más de los alrededores, respetada también por otras religiones. La actual parroquia de Santa Teresa es uno de los monumentos del primer barroco en Lituania. Con todos sus recuerdos carmelitanos, se encuentra bastante bien restaurada: los abundantes frescos de las bóvedas -Ala capilla sixtina de Vilna@- que representan la vida de Santa Teresa, el hermoso gran cuadro  de la Transberveración en el altar mayor, los escudos carmelitanos, diversos cuadros, diferentes estatuas, ...

 

Al lado está también el antiguo convento de los Carmelitas (1627-1948), que en un tiempo fue colegio filosófico. Esta fundación se cerró dramáticamente para la Orden por decisión soviética en 1948, con la deportación de los Carmelitas a Siberia. En el primer tiempo de la Aperestroika@ el gobierno independiente lo devolvió a la Iglesia. Pero las instancias diocesanas se han resistido siempre a entregarlo a la Orden, que lo ha revindicado en repetidas ocasiones. Tras una conversación técnica del P. General  sobre el asunto con el cardenal, el P. Benignus Wanat, provincial de Polonia, susurró con parsimonia: AIn Ecclesia non est iustitia ...@ Recientemente han convertido el convento en hotel de lujo para la próspera economía del turismo.

 

A 100 km. de la capital se encuentra Kaunas. También en esta ciudad  hubo convento de Carmelitas (1708-1845) A las afueras ha surgido en 1994 un Carmelo proveniente de Gran Bretaña. Su construcción es original y muy acertada, con mucha luz, con un gran entorno de bosque silencioso que invita al recogimiento de muchas personas. Sus 15 moradoras actuales son las promotoras más encendidas para una fundación inmediata, sin más dilación, de una presencia de sus hermanos de hábito. El prometedor Apequeño grey A lituano de dos Padres, un profeso simple, un novicio y un postulante  en la actualidad debe escuchar este clamor justificado.

 

Todos debemos prestar atención a la consigna que recibió Santa Teresa cuando tenía algún titubeo sobre la fundación de San José y escuchó la voz interior del Señor: AYa te he dicho que entres como pudieres@ (V 33, 12). Como primer asiento, las Carmelitas ofrecen en su propio terreno junto al monasterio una casa  que puede ser  Amonasterio cabal@ (ibid.) para los comienzos. No se descartan otras posibilidades en la ciudad para una ampliación pastoral. En este monasterio de Baniatvos escuché con placer los elogios del Carmelo de Calahorra por la hospitalidad sin fronteras que ofrece a dos Carmelitas lituanas en su aprendizaje del castellano que se ocuparán -esperamos- de la literatura carmelitana en la propia patria. 

 

En camino hacia la frontera.-

 

Para movernos con antecedentes carmelitanos en estos territorios, recordemos que las fronteras han resbalado frecuentemente en la historia por nuevas dominaciones y reparticiones. Así nació una Provincia rusa de la Orden, llamada de Volinia. Era el año 1796. Debido al desmembramiento de Polonia entre Rusia, Prusia y Austria se crearon nuevas fronteras. La comunicación entre los cuatro conventos de las zonas actuales de Ucrania y Rusia Blanca con la Polonia, políticamente suprimida, se  hicieron imposible. Se vio la necesidad de crear la  nueva Provincia.  Pero por nuevos motivos políticos la Provincia rusa feneció en 1832.

 

Dejando el apunte histórico, vengamos a la actualidad. De Vilna enfilamos a la vecina Bielorusia. No esperaba pagar tan caro el ingreso en el país: cinco horas de espera. Con el debido visado de ingreso en regla, )a qué se debe esta demora? Es ya un primer signo de que aquí la administración de aduanas se mueve al antiguo ritmo y sistema soviéticos. Es el talante, es la arbitrariedad soberana de la policía de fronteras. Tratándose de un percance diario, nadie protesta; se asume el hecho con normalidad. En compañía del P. Kazimierz  Morawski penetramos  en el país

 

La gente se entiende en bieloruso, en polaco, en ruso, en lituano. Por desconocimiento total de las lenguas eslavas me queda el recurso al italiano, al alemán, al latín, al francés, al inglés para mi comunicación. Nos entendemos también con los ojos, con los gestos; sobre todo, con el corazón. Pero en ninguna parte del mundo he tenido a mi disposición el lujo de una traductora del castellano. Son impagables los servicios que me rindió la profesora Irina Zhelubowskaja, colaboradora incondicional de nuestros Carmelitas en su trabajo con la juventud.

 

Ya estamos en el país. A Bieloras  le llueven piropos: Rusia Blanca en confrontación con la Rusia Negra o Roja. La llaman también Rusia Azul por ese color celeste -dicen- de los ojos de las gentes. Comienzo a extender la mirada a la realidad que se me ofrece. Inmensas llanuras con algún altozano sin relieve, carreteras rectilíneas, bosques de pinos y de abedules, inmensidad -!más de 10.000!- lagos, sociedad campesina con casas de madera, ... Tal es la geografía epidérmica de la mayor  extensión de la actual Bielorusia con sus 10 millones de habitantes en una superficie de 207. 600 km. cuadrados.  Es una extensión aproximativa a la del Reino Unido o a la de Rumanía. El país está encorsetado entre las fronteras de Lituania, de Letonia, de Rusia, Polonia y Ucrania, sin salida al mar. Es una de las repúblicas más occidentales de la ex-Unión Soviética. Desde antiguo gozó de su situación geográfica, porque la atravesaban las vías comerciales que establecieron los wikingos de Escandinavia y los griegos de Bisancio.

 

Acortando la historia, recordemos que la república de Bielorusia se estableció en 1919. En 1922 se agregó a  la Rusia Soviética. Durante ese período ha sido uno de los países de mayor sovietización. El 21 de agosto de 1991 se firmó de nuevo la independencia de la nación.

 

República todavía demasiado soviética.-

 

De un país de donde no abundan las informaciones el nombre que mediáticamente, como primer cliché, nos llega más a los oídos es probablemente Alekandr Lukashenko. Se encuentra en su tercer mandato presidencial consecutivo desde 1994. Ha establecido un régimen post-totalitario, autárquico, mimética y anacrónicamente soviético. Es persona non grata en la Unión Europea y en Estados Unidos de América. El parlamento se llama de nuevo Soviet Supremo. Desde 1995 el ruso es la segunda lengua oficial del país. El Abatka@ o padrecito de la patria -como Stalin- ha reinstaurado el KGB; así se llama  el servicio de seguridad del estado. El busto de su fundador Feliks Zherzhinskij aparece  bien visible en la capital. Lukashenko ha bloqueado los viajes de los funcionarios públicos al exterior. En este régimen pervive el  Ahomo sovieticus@ con su ideología, con su mentalidad. Se manifiesta en la política, en la estatalización, en la vigilancia de la libertad de las personas.

 

Todo atisbo democrático de la oposición viene reprimido. Estudiantes contestatarios han sido expulsados de la universidad. En 2003 la comisión de los Derechos Humanos de la ONU condenó el régimen de Bielorusia por detenciones arbitrarias, por desaparición de opositores, por demonización de la opinión pública contraria. La psicosis gubernamental  llega, incluso, a la escucha de sermones en las  iglesias, ...  Lenín pervive en sus monumentos restaurados, como también la estrella roja y otros símbolos del viejo comunismo. En compensación a su fidelidad Bielorusia  recibe trato de favor de los gobernantes de Moscú para el petróleo y gas. No existe control aduanero entre los dos países.

 

La mayor riqueza del país es la forestal. Subsisten los AKolkhoze@ o cooperativas que aglutinan la producción agrícola. La juventud tiene que emigrar del campo en busca de trabajo. Sólo quedan los agricultores y los niños. Una meta frecuente de búsqueda de trabajo suele ser Moscú o alguna ciudad rusa.  Las aldeas se despueblan. Pero la hospitalidad en las familias permanece cordial y generosa, extremadamente obsequiosa. Tienen una gran cultura de la alfombra, que es también un elemento decorativo de las paredes internas de las habitaciones. Bielorusia se encuentra en crecimiento económico anual. Exporta televisores, derivados petrolíferos, productos químicos.

 

La Iglesia.-

 

En esta zona de Bielorusia evangelizó el mártir jesuita S. Andrés Bobola (1591-1657). Un testigo de excepción del pasado reciente y del presente de la Iglesia es el anciano cardenal Kazimierz Swatek. Vivió 10 años en el  Agulag@ de las minas de Vokuta en Siberia. Informa con liberada  moderación: AUn gran número de sacerdotes fue ejecutado o enviado a Siberia para trabajos forzados. Aquí permaneció sólo el 10% del clero. Se cerraron todos los conventos y monasterios...@ Después se pone a hablar de la situación actual:

 

-  Se restituyeron algunas iglesias, que habían servido de salones de cine, de museos, de fábricas, de salas de fiestas, de tiendas de comercio, de depósito de basuras, .... Se permitió el ingreso a los sacerdotes y religiosos polacos: unos 50, al principio. Tenemos cuatro diócesis, unas 430 parroquias, unos 500 sacerdotes entre polacos y nativos. Estamos emergiendo de una situación bajo cero con persecución y propaganda antireligiosa por más de 75 años. Constatamos un despertar religioso en el número, en el fervor ...@

 

A las entradas de los pueblos y en el cruce de caminos se encuentran altas cruces de madera, ornadas siempre con cintas y flores. En las  habitaciones de las familias abundan los símbolos, los signos y los recuerdos religiosos. A la misa dominical los cristianos llegan a pie, en coche, en carro de caballos desde sus aldeas dispersas. Tienen conciencia de penetrar en recinto sagrado. Lo muestran con  un comportamiento reverencial. A la hora indicada, la misa comienza cuando se han terminados las confesiones. Se confiesan también antes de los funerales. La espera se rellena con el rezo y el canto. Cantan a garganta generosa  y feliz. A veces emiten modulaciones de propia inspiración, con notas sobreañadidas, como sucede un poco en todas partes en ambientes campesinos. En alguna parte asistí a una especie de hora canónica, cantada como preparación a la misa.

 

 El reflejo y reacción  de la gente es mucho más religiosa que la  nuestra.  En cada lugar pervive algún custodio fiel que, con grave riesgo personal y familiar, velaba por las pertenencias de la iglesia, al menos, de las que permanecieron más o menos abiertas. )Cómo se consigue aquí que los niños permanezcan tan recogidos y respetuosos? Después de la Navidad las visitas de los sacerdotes a las familias se hacen a caballo, porque las condiciones del tiempo no permiten otros vehículos. Con el sacerdote son extremamente deferentes. Siempre tienen mil lindezas que comunicarle.

 

Actualmente hay dos seminarios interdiocesanos. Un elemento difusor de vida cristiana son los santuarios marianos. Junto al nuestro de Gudogaj, están el de la Virgen de Lahiszynie y, sobre todo, el templo de la Patrona del país AMalaja Syrmiezjh@ en Buolslov.  El 31 de octubre del 2002 se emanó una nueva legislación en materia religiosa, con favorecimiento oficial a la Iglesia ortodoxa. El gobierno no aprecia el remonte de la fe católica. El presidente Lukashenko, que se autodefine Aateo ortodoxo@, no ha asimilado el que Polonia y los católicos del propio país fueran favorables al opositor en las últimas elecciones presidenciales. Desde el año 2000 apenas se ha autorizado la creación de una nueva parroquia.

 

He tenido la inmensa fortuna de encontrarme con el clero joven y con el clero mayor. De éste conservo el recuerdo imborrable de sus relatos durante la persecución, cómo se formaban los sacerdotes sin seminarios. Era una iglesia de catacumbas, sin voz ante la injusticia, la arbitrariedad, ante la calumnia, ante el confinamiento y destierro; siempre de miedo, siempre en la incertidumbre. Fue una persecución descarada con todos los medios políticos y coactivos. De aquel silencio heroico han nacido estos espíritus robustos, curtidos en las privaciones y en el sufrimiento, en el aniquilamiento.

 

Inolvidable -entre otros- quedará el encuentro con el prelado Józef  Bulako, de Mosarz  A sus 80 años es un ejemplo de servicio, de sabiduría, de experiencia, de equilibrio. Por todo seminario, estudió teología ayudando como sacristán en una iglesia. Ahora desarrolla toda una creatividad estético-religiosa. El jardín floral ante la iglesia es una catequesis plástica con los misterios de María y otras estatuas sacras. Ha creado también un museo rural de la región. Pero su obra mejor son las 14 vocaciones sacerdotales que han surgido de su parroquia en 18 años. Dirige una campaña contra el alcoholismo en la parroquia con éxitos inesperados. Sacerdotes de este tipo y de este pasado son personas que tienen derecho a la palabra, personas de las que podemos aprender.

 

Considero un privilegio el haber escuchado tantos testimonios directos, tantos relatos de sacramentos recibidos de incógnito en el cementerio, como quien visitaba una tumba, la señora que recogió de noche y a escondidas el crucifijo tirado al charco, las misas domésticas con el mayor secreto, el enfrentamiento de los fieles a las autoridades que rompían las estaciones del viacrucis en el campo, a los trabajadores que arrancaban con el tractor la cruz sobre el techo de la iglesia, ...

 

Las relaciones con la Iglesia Ortodoxa arrastran desconfianzas atávicas del pasado histórico.  Hoy es una cuestión de hegemonía entre la Iglesia Ortodoxa filogobernativa y la Católica, que vive un mayor crecimiento proporcional. Pero he sido testigo de venerables excepciones. La madre de un sacerdote ortodoxo viene todos los días a la misa católica de los Carmelitas. Un párroco ortodoxo me invitó con la mayor cordialidad a la fiesta de la Transfiguración, ... El joven párroco de Hlyboakaye (Glubokoie)  nos enseñó con gusto su parroquia, donde los escudos carmelitanos que están apareciendo en la restauración -entre otros elementos- muestran que este hermosísimo y espacioso templo barroco con su adyacente convento fue una fundación carmelitana de la Provincia de Lituania  (1646-1842).

 

El  Carmelo.-

 

Se precisaba carisma, Asavoir faire@, intrepidez para adentrase en la década de los años 70 en territorio soviético en busca de información religiosa, de contactos con las instancias religiosas que sobrevivían en la clandestinidad. Tal es el caso meritorio de P. Bronislaw Tarka, carmelita polaco recientemente fallecido. Se relacionaba con grupos de fieles, con seminaristas, proveyéndoles de libros religiosos, de objetos sacros. Todavía en años anteriores a la Aperestroika@ de M. Gorvachov,  hacia 1985, algún otro carmelita polaco residió y trabajó en la zona aparentemente impenetrable de la cortina de acero.

 

En 1989 y en los primeros meses de 1990, en los todavía nebulosos comienzos de la nueva situación, hubo presencias esporádicas, tanteos de carmelitas jóvenes.  Pero la data histórica es la del 7 de julio de 1990. En ese día llegó el pelotón de varios Carmelitas polacos con intención de quedarse para evangelizar. Fue un acto histórico, de mucho atrevimiento y de gran esperanza. Significó el comienzo abierto. Fueron Carmelitas misioneros de la primera hora. Aunque administrativamente pertenecen a la Provincia de Varsovia, miembros de las dos Provincias polacas - todos unidos- dan la vida por la evangelización de este país de adopción

 

Llegaron sin más bagaje que una mochila ligera en la espalda. Pero tenían una gran ilusión y una inmensa esperanza en el corazón. No sabían cuánto tiempo permanecerían en la empresa.. Se hospedaron en casas privadas, hasta que consiguieron los permisos legales de permanencia. Comenzaron a trabajar. Dios ha bendecido manifiestamente su determinación. En julio de ese mismo año de 1990 recibieron la visita reconfortadora del superior general, P. Felipe Sáinz de Baranda, en visita oficial.

 

Hoy el Carmelo  bieloruso cuenta con un sacerdote nativo, P. Juryj  Nachodka, ordenado en mayo pasado, 10 hermanos profesos, un novicio, un postulante y algunos candidatos. Es uno de los varios frutos de la entrega y de la inserción carmelitanas en estos 16 años de presencia. Invierten mucho ardor en la preparación de marchas juveniles en el verano. Son prácticamente peregrinaciones ascéticas y devotas; de mucha alegría en el canto, en la oración, en el compartir las convicciones, en la reflexión.

 

En las aldeas donde no hay capilla la misa del turno se celebra en casa de alguna familia cristiana o al aire libre, ante los crucifijos del campo. Participé en una de estas eucaristías  a pocos kilómetros de Naracz. El decoro floral de los alrededores comunicaba al ambiente de cielo abierto un decorado  de recinto bien preparado para la celebración. El altar estaba sobre la mejor alfombra de la aldea. Con una coral de jóvenes, con los cantos de las personas mayores, con la participación de algunos enfermos no faltaba detalle. La alegría y el agradecimiento eran manifiestos. Ningún automobilista, ninguna persona con pretendidos derechos laicistas protestó. Fue una bella fiesta vespertina en la barriada.

 

Tras estos comentarios generales, comencemos el recorrido de las casas actuales.

 

1)  Gudogaj.-

 

Se encuentra a 46 km. de Vilna, hacia el sudeste. El 7 de julio de 1990 los Carmelitas llegaron a este lugar, donde había existido ya un convento de la Orden (1763-1832).  Había sido parroquia. Había sido, sobre todo, santuario de un  venerable icono mariano. Con una historia providencial ha sobrevivido los 158 años de ausencia de los Carmelitas. Ha gozado siempre, y ahora más que nunca,  de una veneración muy difundida. La iglesia continúa siendo de madera. Gudogaj es actualmente una parroquia rural de 350 personas. La fiesta del Carmen reune cada año en torno al popular icono unas 5. 000 personas. Está el ambiente preparado para la coronación canónica, prevista para el 15 de julio del 2007. Las coronas están preparadas por el orfebre con la aportación popular de anillos y joyas; el rescripto pontificio, emanado.  Será sin duda el gran acontecimiento religioso del año en todo el entorno.

 

Gudogaj pertenece a la diócesis de Grodno. La casa canónica, con algunas ampliaciones, es hoy el convento y la sede parroquial. Cuando llegue el tiempo será también la sede del noviciado carmelitano de Bielorusia. Hará falta arreglar el levante ya existente del edificio. El 31 de diciembre de 1992 el obispo diocesano firmó el acta de propiedad en favor de la Orden.  La comunidad actual de tres religiosos se multiplica en la atención pastoral de la catequesis, de reuniones organizativas, administrativas o formativas, de asistencia a otras capillas, como la de Grodwszyzna y de Gradovsmchysna, con las que se suma una parroquia total de 1. 300 fieles.

 

 

Gudogaj con su histórico icono cuenta ya con dos historias recientes, escritas por el P. Bronislaw Tarka (Cracovia 2003) y por el P. Benignus Wanat (Cracovia 2006). Agentes de una pastoral de especial importancia son las Carmelitas del Niño Jesús, Congregación polaca, que ofrecen acogida para grupos de reflexión, para encuentros pastorales o espirituales.

 

También en Gudogaj abundan testimonios heroicos de fe de personas que sufrieron discriminación por su fidelidad religiosa. Defendieron valientemente su iglesia, cultivaron sagradamente el cementerio. Mantuvieron escondidos los vasos sagrados y el venerado icono para evitar el expolio. Cuando faltaba el sacerdote, que fue maltratado varias veces, algunas personas atraversaban  la cercana frontera lituana para recibir los sacramentos.

 

2)  Konstantynowa.-

 

No está lejos de Gudogaj, pero pertenece a la archidiócesis metropolitana  de  Minsk-Mohilev. Es igualmente parroquia y convento. Se encuentra, del mismo modo, en contexto rural, con barriadas pequeñas y caseríos diseminados. La iglesia está restaurada en todos sus detalles. Preside el altar mayor un expresivo icono, recubierto de plata. Es la Madre de Dios de Konstantynowa. También aquí los espacios y jardines adyacentes están arreglados con el máximo esmero.

 

El convento es de reciente construcción. Dentro de una organización nacional de la Iglesia sirve también para colonia estiva de vacaciones para niños y jóvenes de otras zonas. Los frecuentes bosques y lagos de la zona se prestan para el descanso, donde el buen aire está garantizado. Coincidí en Konstantynowa en la solemne fiesta de la Asunción, con la iglesia abarrotada, decorada con flores y guirnaldas. Aunque no es día festivo en Bielorusia, la fiesta resultó multitudinaria.

 

Al final de la misa se organizó la procesión eucarística con sabor de romería religiosa: gente arrodillada, campanas y campanillas, coral reforzada, estandartes y pendones ... Entre nosotros ni la procesión del Corpus adquiere semejante esplendor. Es como si, tras años de represión religiosa, se quisiera disfrutar manifestando su  fe con fuerte convicción y sin complejos. Entusiasmo, fe, fervor, ... Esta podía ser la síntesis de la jornada.

 

Desde aquí se atiende a la parroquia sucursal de Zeladz. Es un lugar entrañable para los Carmelitas, puesto que hasta 1863 fue convento de la Provincia de San Casimiro. El lienzo de la Virgen del Carmen en el altar mayor ha mantenido la memoria carmelitana. La devoción a la Virgen del Escapulario ha permanecido viva,  a través de tantos obstáculos.

 

3)  Naracz.-

 

Es la casa central de la Delegación Carmelitana. Se encuentra junto al lago mayor de Bielorusia en una zona de sanatorios. La iglesia de tres naves está restaurada recientemente. También aquí preside un luminoso icono mariano, que existía ya en la precedente iglesia de madera. Me tocó presidir la solemnidad de San Roque. Me llegaron al alma algunas frases de saludo que dos niños me dirigieron en castellano: A... pero aquellos tiempo pasaron. Hoy, como recompensa del cielo, queremos destacar el gran mérito que nuestros Padres Carmelitas juegan en el crecimiento y fortalecimiento de nuestra fe...@

 

Hemos creído que los eslavos son reservados en sus expresiones. Pero aquí, como en otras partes, cerraron con aplausos mis palabras sobre la fe que nos une por encima de toda lengua y origen. Nada digamos cuando me vieron depositar a los pies del venerado icono el ramo de flores que me habían ofrecido al comienzo de la eucaristía.

 

A 20 km. se encuentra la parroquia de Miadziol. En 2003 el gobierno permitió su apertura. Voluntarios de la población realizaron un primer arreglo. Esta parroquia había sido convento carmelitano (1754-1949). Fue de las comunidades más reprimidas por el régimen soviético. La iglesia la convirtieron en depósito de basura. Un testigo ocular me aseguró haber visto extraer más de 20 grandes camiones de inmundicia. De otra ancianita escuché el relato conmovedor de cómo ella rescató -de noche, cautamente- el crucifijo de la iglesia que encontró tirado a la vera del camino. Todavía se encuentra en la cripta, convertida en lugar de oración, otro cristo mutilado. Las imágenes de la iglesia fueron llevadas escondidamente a Naracz, donde la iglesia permanecía abierta.

 

Los Carmelitas fueron encarcelados, y tres de ellos deportados a Siberia, donde permanecieron por 10 años. Tuve la fortuna de visitar en su lecho a  Jadwiga  Kuckiewicz. Enferma y ciega a sus 83 años, es una mística de la talla de Marthe Robin. Ocupa el día en oración por el Papa y por el Carmelo. A sus 17 años llevaba la comida a los Carmelitas encarcelados de Miadziol. Cuando se presentaba con el cesto de los alimentos, se veía improperar: A)No te da vergüenza venir a socorrer a estos curas...?@ Pero ella confiesa ahora: ANo, nunca me he arrepentido de aquel servicio...  Hoy me siento feliz...@ Jamás  se detuvo a mirar en los riesgos, en  las consecuencias represivas de su generosidad. Cuando los Carmelitas fueron deportados a Siberia,  emprendió viaje en tren  para visitarlos, para entregarles los alimentos que habían preparado en familia.

 

Escribió los recuerdos de aquellos días aciagos, que ella los vivió -como otras muchas personas del lugar- con tanta participación cordial. Pero, de miedo que a su muerte -entonces no se preveía la Aperestroika@- creara dificultad al entorno familiar quemó el manuscrito. Ante mis muestras de pena por esta pérdida documentaria de primer orden, también ella asiente asegurándome que se extrañó de cuánto tardaban los cuadernos  en quemarse ... Aún ahora  su vida, su oración y su dolor de enferma son para el Carmelo. Jadwiga Kuckiewicz es miembro agregado de la Orden ... por tantos méritos adquiridos.

 

4) Otras visitas, otros lugares.-

 

Auque a los hermanos estudiantes los encontré en nuestras casas, parecía obligada la visita al seminario de Pinsk. También en esta ciudad hubo convento de la Orden (1734-1832). Los jóvenes  Carmelitas son los únicos religiosos admitidos a estudiar en este centro interdiocesano. La benigna concesión se debe al acreditado servicio del director espiritual, que ejerce  nuestro P. Arcadiusz Kulacha. En Pinsk se encuentra como administrador apostólico -Aad nutum S. Sedis@, precisa él-  el que está considerado como el padre de la Iglesia contemporánea  de Bielorusia. Se trata del mencionado cardenal Kazimierz Swiatek. Personaje incombustible a sus 92 años, con 10 años de internamiento sufridos  en Siberia. Ha realizado una gigantesca tarea de reconstrucción de la catedral, del seminario, de la curia, de tantas iglesias, ... Emana fuego, llama, vibración. Tiene capacidad de arrastre.  Manifiesta una fuerte personalidad y lucidez. Vive en una de las casas más modestas de la ciudad, en una calle sin asfalto. Se expresa con gran sentido del humor. Pero muy solemne me dice:

 

- Diga al P. General y a toda la Orden que nuestra Iglesia está muy satisfecha de la labor de los Carmelita en las parroquias y en este gran seminario.

 

A los Carmelitas en Bielorusia interesa una fundación en Minsk, la capital. Hubo convento aquí  de 1703 hasta la supresión en el s. XIX.  Parece llegado el tiempo de una nueva implantación. Por eso fuimos a hablar con Mons. Antoni Dziemianka, grande amigo del Carmelo desde siempre. El me explicó que su seminario, a falta de otro centro mejor, fue al lado de un párroco que le preparó personalmente para le sacerdocio, y fue ordenado en secreto. En Minsk hay posibilidades  de una fundación carmelitana. Por eso no se debe despreciar o minusvalorar la ocasión. Con el buen apoyo del administrador apostólico mencionado la idea podrá concretizarse en los próximos meses. El campo de apostolado es variado: capellanía hospitalera o capellanía universitaria, centro de espiritualidad, actividad parroquial.  La primera presencia efectiva indicará la dirección concreta.

 

Estos recorrido me dieron la ocasión de visitar a los hermanos jóvenes que se encontraban de vacaciones en sus familias. Así pude ver cómo se vive en las casas del campo. El paso por Brest  no me dejó indiferente. Es la ciudad de la unión ecuménica (1595/96) con los rutenos, de donde nacieron los uniatas. De hecho, logramos visitar una capilla de griegos católicos. En el ferrocarril de Brest trabajó también como ingeniero San Rafael Kalinowski (1861-1863), como recuerda en sus Memorias. Con este recorrido pude conocer algo de la vida campesina y ciudadana en Bielorusia.

 

Z  Bóham-.

 

          Es la expresión de despedida. !Con Dios! Adiós. Regreso de Bielorusia admirado y agradecido. Admiro a los Carmelitas polacos que en el primer momento posible llegaron al país, recubierto todavía de incertidumbres y de dificultades. Pero pudo más su arranque misionero. Tampoco faltan dificultades en la actualidad. Tienen que renovar cada año su permiso de permanencia en el país, con el consiguiente dispendio económico. Es su cruz continua.

 

Pueden encontrarse con la sorpresa de que no se les renueve, sin que se les aleguen las razones, por arbitraria decisión . Constituye un peso psicológico agotador. De hecho, en este año el H1 Nicodemo de Gudogaj no ha podido regresar por esta razón. Saben que las instancias que siguen los dictados del presidente observan el comportamiento y examinan la palabra de nuestros misioneros. Pero frente a esta amenaza ellos viven el día al día con la mejor entrega. Con la misma valentía asumen las enfermedades que se han abatido sobre dos de sus miembros.

 

Admiro y agradezco a los Carmelitas de Bielorusia:

 

- por su apostolado evangelizador en ambientes rurales,

- por la esperanza y estímulo que infunden a la población,

- porque han logrado restaurar todas las iglesias a su cargo,

- porque han sembrado la supervivencia del Carmelo con las vocaciones nativas.

 

Podría prolongarse la lista de méritos adquiridos en estos 16 años de presencia. Satisfecho de constatar tantos logros, atravieso la frontera en la compañía impagable del delegado provincial, P. Bernardo Radzik  En Vilna, antes de volar de regreso a Roma, nos esperan de nuevo las Hermanas Benedictinas para un hospedaje logístico con su habitual disponibilidad de acogida

 

     
 [
 English] [ Italiano] [ Español] [ Français ] [ Deutsch]
[ ] [  ]

Updated 30 ago 2006  by OCD General House
Corso d'Italia, 38 - 00198 Roma - Italia
 ++39 (06) 854431  FAX ++39 (06) 85350206