[News]  [Addresses] [Carmelite sites]  
Secretariat of Missions: ocdmis@pcn.net + FAX ++39 06 85443212

News   -  17  ( 23.10.2007 )
 

India   milenaria

Dámaso  Zuazua,
Secretario General de las Misiones OCD

 

     

Noticia esperanzadora: los economistas mundiales proclaman con admiración el sorprendente crecimiento económico de este país asiático, el mayor aumento per capita desde su acceso a la independencia en 1947. Por el efecto de la economía acelerada la India se encuentra en fase de transformación profunda. Pero la India, con la sedimentación milenaria de su cultura, de su filosofía, de su religiosidad, de su masa humana –el segundo país más poblado del mundo- ha de mantener por mucho tiempo su misma identidad. La faz de la India, amasada con la historia que la ha configurado, no cambiará tan rápidamente en mucho tiempo.

Llegado a la India, parece que reverdecen tantos viejos recuerdos acumulados en la memoria desde nuestra niñez. Deben de tener un valor de subconsciente. Los carmelitas vasco-navarros de mi generación tuvimos, prácticamente, una iniciación a la India en sus variados aspectos: evangelización, etnografía con las castas, costumbrismo, filosofía, … Devoramos muchas páginas con los relatos misionales de “La Obra Máxima”, con la lectura de “La India y sus problemas” (1951), de “Perspectivas misionales. Los Carmelitas en Malabar” (1959). En cada casa de la Provincia había dos o tres ex - misioneros de la India. Más de 30 misioneros nuestros había todavía en Vijayapuram y en el seminario de Alwaye. ¿Qué no nos hablaron de la India, por ejemplo, el Hº Angel Mª y el P. Lorenzo Arteaga en Amorebieta, el P.Veremundo Arteta en Villafranca, el P. Salustiano y el P. Mariano en Amorebieta-Larrea, el P. Blas y el P. Nazario y el P. Juan Crisóstomo en Vitoria, el P. Vidal en Bilbao, el P. Diego, …?

Tampoco desperdiciábamos las visitas de los misioneros para que nos hablaran de la India: P. Miguel Ángel Bátiz, P. Víctor San Miguel, Nereo Zubicaray. El día misional de cada mes en nuestros colegios era una evocación de la India. Recuerdo la emoción con que recibimos a Mons. Joseph Antippethy, arzobispo de Verapoly, en Vitoria. Otro tanto podríamos decir de nuestra asistencia a la misa en rito siro-malabar con otros dos obispos indios en Bilbao.

Tocando tierra en el país, procuro abrir bien los ojos para captar lo mejor posible el reflejo de los recuerdos evocados, la realidad que se me presenta. Llego en los últimos coletazos del monzón, con lluvias aterradoras algunas veces. Quien tiene miedo al calor, que no venga a la India. ¿Para qué están la ducha de agua fría y los ventiladores? (Para comenzar a sudar enseguida, dirá el listillo de turno).

 

Bombay, punto estratégico.-

 

Es un primer paisaje para introducirse en este universo indio. Aquí se asentó la Misión carmelitana del Gran Mogol. Aquí desembarcaban con frecuencia nuestros misionero que iniciaban la travesía en los puertos de Europa: Marsella, Génova, Ámsterdam, … El gran misionero, V. P. Juan Vicente Zengotita, por ejemplo, evoca así su primer contacto con la India en este lugar: “Esta satisfacción, que es muy gran cosa, ni un momento me ha faltado desde que, al pisar por primera vez la tierra de India, dije un  Te Deum al compás de mis pasos por el muelle del puerto de Bombay, donde desembarqué…”

Actualmente su nombre local es Mumbai. Es la metrópoli gigantesca del estado de Maharasthra con más de 23 millones de habitantes. Media España y más entran en ella. Debe de ser la ciudad del mundo con la mayor densidad  de población: 56. 000 personas por kilómetro cuadrado. El palacio y la chabola cohabitan ignorándose. Muchas chabolas, demasiadas chabolas, no calles sino zonas enteras de chabolas. Las barracápolis crecen sin despertar excesiva preocupación urbanística.

El tipismo salta a la vista del occidental. En primer lugar, está el paisaje con elevados cocoteros. Y está el colorido y la vivacidad de la calle comercial, la vestimenta femenina con “saris” tan armoniosos. La circulación es trepidante. Dios proteja a los viajeros de esos trenes, en los que no se puede entrar sino a forzados empujones para continuar con la puerta que no se ha podido cerrar, y la gente colgada, con el medio cuerpo hacia fuera, asida la mano a algún agarradero de fortuna. ¿Qué pasa a los viajeros sentados plácidamente en el techo del tren, si hay algún frenazo imprevisto? Lo mismo hay que decir de ciertos autobuses públicos,  con clientes colgados de alguna manera en la parte externa posterior.

      En Bombay establezco mi primer contacto con el Carmelo indio. Visito las tres comunidades de la Provincia de Karnataka-Goa. La parroquia de San José y el centro de  espiritualidad “Anubhar” tienen un gran patio común. Aquí veo el primer monumento a las víctimas del aborto. El entorno es una zona muy deprimida, con tanto “slums” en las inmediaciones, con inevitables problemas y necesidades sociales. La parroquia, la más populosa de la archidiócesis, es iglesia frecuentadísima; con ser grande, suele estar repleta con en los momentos de culto. Presenta una lista larga de actividades, de grupos, de servicios. Acude mucha gente a las misas tempraneras, antes de comenzar el trabajo.

Otro centro de espiritualidad, con el edificio sin terminar pero ya en funciones con capacidad –sobre todo- para jóvenes, se encuentra en el barrio periférico de Vasai. Siguiendo un ordenamiento territorial propio de los Carmelitas indios, en Bombay o Mumbai hay también otra fundación –Shalini Vahaban- que pertenece a la Provincia de Manjummel.

 

Goa, capital de las Misiones.

 

Goa representa la devota “meca” -en versión cristiana- de las Misiones. San Francisco Javier, que muriera con impaciencias evangélicas frente a las costas de China, tiene aquí su tumba en la iglesia del “Bom Jesus” de la Vieja Goa. Trascendiendo los despojos mortales, el santo patrono de las Misiones emana todos los interrogantes sobre la urgencia y prioridad de la evangelización. Parece proclamar la afirmación perentoria del Papa Pablo VI en los tiempos del postconcilio: “Evangelización es la gracia y la vocación propias de su identidad. La Iglesia existe para la evangelización” (EN nº 14). También aquí es preciso recordar al excepcional misionero vaso, al V. P. Juan Vicente de Jesús María. Escribió unas páginas incendiarias con el arranque misional enardecido que sintió ante el sepulcro del santo. Basta leer su artículo, publicado en “El Monte Carmelo” (1901, pp. 115-118). Para mí es un momento de gracia significativa el recogerme en oración por todas las intenciones misionales que el Carmelo lleva en el corazón.

      Epicentro de la extensión cristiana en Oriente, sede centralizada del “padroado” portugués, Goa sirvió para la difusión del Carmelo misionero en Asia. Su geografía estratégica favoreció el desarrollo de la Misión de Persia y fundaciones en otros enclaves del imperio colonial portugués. El primer carmelita que visitó esta ciudad fue el romano Benigno de San Miguel. El burgalés Leandro de la Anunciación consiguió la primera fundación en 1619. No era fácil empresa para los Carmelitas de la Congregación de Italia por las desavenencias entre el “Padroado” y las instancias directivas misionales de Roma. El hecho consumado se consiguió con un estratagema del referido misionero burgalés. Para celebrar la aparición de Cristo Jesús en el monte de Boa Vista el arzobispo Cristóbal Sâ Lisboa organizó una procesión de muchos santos. El P. Leandro consiguió introducir la estatua de la Beata Teresa de Jesús. El arzobispo admiró complacido las imágenes. Al llegar a la Madre Fundadora, encontró en sus manos un papel que contenía la petición para que a los Carmelitas se les concediera establecerse en Goa. Por este “deseo” teresiano y por la devoción personal que sentía por la M. Teresa, el prelado autorizó el establecimiento de los Carmelitas en su sede patriarcal. El fraile burgalés consiguió su difícil objetivo.

      En Goa se estableció el primer seminario y el primer noviciado carmelitano de Oriente. Su fruto histórico fueron los protomártires de la familia teresiana Dionisio y  Redento (+ 1638), beatificados por León XIII en 1900. Quedan todavía las ruinas de aquel edificio en la Vieja Goa. Y en la sacristía del actual convento de Goa-Margao se venera la imagen de la Virgen del Escapulario en piedra granítica, que procede de aquella iglesia y de aquel convento, hasta su expropiación en 1834 por las leyes antirreligiosas de Portugal. El historiador Mariano Gomes, con documentación histórica en la mano, tras años de investigación y de infatigables contactos con las autoridades, piensa que ha llegado la hora para que la Orden regrese a ese lugar tan evocador de la primera hora en Goa.

      En Goa hay todavía mucha historia misionera para nosotros. La casa de Margao se construyó en 1938, como una conmemoración del tercer centenario del martirio de los Beatos Dionisio y Redento. En el cementerio conventual está la tumba del P. Lucas Gómez (+ 1970), burgalés como su hermano P. Silverio de Santa Teresa, General de la Orden. Aquí reposa también de sus innumerables fatigas misionales el alavés P. Nemesio Alzola (+ 1995). La presencia carmelitana se completa con el convento de Goa-Mapusa, sede de los jóvenes pre-postulantes. Entre los 24 candidatos actuales saludo a uno que, de religión hindú, se convirtió a la fe católica y ahora cuenta con el beneplácito de su familia para ingresar en el Carmelo. Algo más lejos en Goa-Xellim está la casa de los pre-filósofos. Es el equivalente de nuestro año de profesorado.

No podía despedirme de Goa sin visitar a las Carmelitas de Chicalim. Hermosa comunidad de 14 monjas con dos novicias, están prestando varias Hermanas para ayudar en otras comunidades, incluso en Portugal. El huerto del monasterio es el jardín de delicias de los monos de alrededor, empedernidos en no querer abandonar este lugar de su predilección.

 

Nuestro  quehacer en Mangalore.-

 

India es un potencial en la Iglesia: por la abundancia de las vocaciones, por la calificada elaboración teológica de sus universidades  y de otros centros de docencia, por el empuje misionero de sus diócesis y familias religiosas. La Iglesia de la India está adquiriendo protagonismo. Grandes reuniones internacionales de temática religiosa y eclesial se celebran en este suelo. Tiene infraestructura suficiente. Es la circunstancia que me ha traído al mítico país del Ganges y del Himalaya, de la sabiduría de los “Upanishads”, al país de los santones callejeros y solitarios, de las grandes religiones, de celebrados personajes -como Gandhi- con un programa tan valiente de “amisha” o no-violencia, o de escritores  de la talla de  Rabindranath Tagore, …

En la ciudad de Mangalore, de frente al mar de Arabia, en el estado más meridional de Karnataka, hay repetidas presencias carmelitanas. Comencemos por mencionar el escolasticado teológico y el gran santuario al Niño Jesús de Praga. El Carmelo indio ha propagado mucho esta devoción carmelitana a la Infancia de Jesús. Parece creer profundamente en su promesa: “Cuanto más me honréis, más os favoreceré…” Mencionemos también el monasterio de las Carmelitas Descalzas, relacionado en su arranque con la presencia de la B. María de Jesús Crucificado Baouardy de 1870 a 1872. Actualmente conoce el florecimiento de seis Hermanas en formación. El histórico convento, con las levitaciones de la “Pequeña Árabe”, es hoy casa provincial de la Congregación del “Apostolic Carmel”.

En Mangalore ha tenido lugar el Congreso Misional Carmelitano para Asia y Oceanía. Sobre una colina de cocoteros y de verdor tenemos el “Institut of Indian Christian Spirituality”. Su nombre propio es “Ryshivana”. Esta palabra del idioma sánscrito tiene la raíz ryshi para significar “asceta de los tiempos antiguos que vivían en silencio, soledad, contemplación. Aquí “ryshi” es acrónimo de religión, yoga, espiritualidad, salud, … El nombre se completa con vana, para rendirnos la idea de jardín, o lugar que conduce a la oración, meditación, contemplación y experiencia de Dios. Así de rico en significado es el nombre de la casa “Ryshivana”. Su denominación es un mensaje.

En cualquier caso, la posición de la casa es espectacular en la colina de “Ranipura” con vistas sobre el majestuoso río Netrawati, que se extiende en ampulosos   meandros. Todo este inmenso caudal fluvial está para arrojarse al mar de Arabia. Justo antes atraviesa el puente de siniestro recuerdo en la historia del ferrocarril de la India. Exactamente allí sucedió un fatídico accidente. Por las aguas crecidas a la media noche del 12 de septiembre de 1902 el expreso de Madrás a Bombay cayó al río. En él viajaban Mons. Bernando Arginzóniz, ocd, arzobispo de Verapoly, y Mons. Benzinger, ocd, vicario apostólico de Quilon. Cuatro religiosas les acompañaban. Los dos prelados se salvaron milagrosamente, cuando innumerables viajeros perecieron en las aguas alborotadas por las fuertes lluvias.

El centro de espiritualidad tiene una capacidad de acogida para 100 personas. Cualquier Provincia de la Orden se sentiría orgullosa de poseer un edificio de semejante prestancia. Por su ubicación geográfica, por el buen ordenamiento de la casa, por su equipamiento, por su funcionamiento programático, en esplendor general es muy superior a todas nuestras casas del género en Europa. Un enjambre de frailecillos jóvenes, intuitivos y eficaces, proveen a todas nuestras necesidades y acompañan discretamente todos nuestros movimientos.

En este ambiente se asienta nuestro trabajo para reflexionar y dialogar sobre “El Carmelo y la Misión en Asia y Oceanía”. Somos 39 participantes, presididos por el General de la Orden, Luis Arostegui. Estén presentes los superiores, delegados de Misiones y responsables de la formación de todas las Provincias indias (5), de los comisariatos (2), responsables de todas las Misiones en el país, a excepción de Chattisgahr por ser muy reciente nuestra presencia, los superiores de Corea, Filipinas y Vietnam, Japón, Indonesia, Taiwán-Singapur, Tanzania por ser Misión regida por la India, y Kuwait. Es un feliz muestrario de la hermosa riqueza cultural del Carmelo en Oriente.

Se escucha con el mayor interés las informaciones sobre el quehacer misional en cada circunscripción. La reflexión está dirigida por los más altos exponentes de la temática. El General de la Orden presenta una maciza conferencia sobre la vocación misional del Carmelo “desde el vientre de  mi madre”, según acertada expresión del V. P. Juan Vicente Zengotita. Domingo Fz. de Mendiola envió su ponencia sobre las características en la historia de las  Misiones Carmelitanas en Asia,  que fue completada por Paul  D’Souza hablándonos sobre  algunos inolvidables misioneros Carmelitas en Asia. El P. Félix Wilfred, SJ, desarrolló el tema de  “Ecclesia in Asia’ y sus desafíos”, introduciéndonos en el ambiente, dificultades y expectativas de la Iglesia en el continente. Los problemas mayores, las corrientes y las orientaciones de esta Iglesia las escuchamos en la ponencia del P. M. Amaladoss, SJ, en su intervención sobre “Inculturación, Ecumenismo y Diálogo inter-religioso”. Estos dos profesores universitarios son navegantes de alta mar en las materias tratadas y de reconocido renombre universal en la teología misional. El texto de las conferencias, la crónica y el mensaje final se pueden leer en el sito misional de la página web de la Orden: www.ocd.pcn.net/mission/index.htm.

En mi discurso de introducción al Congreso me atreví afirmar: “El Carmelo nació misionero en Asia, como fruto de la Misión. Por eso el Carmelo tiene que permanecer y desarrollarse como misionero en Asia …” Con lo escuchado y lo percibido en el encuentro de Mangalore se puede llegar a esta conclusión: La porción más misionera de la Orden en la actualidad está en Asia, con dinamismo creciente, con aumento numérico. Por eso se confía en las nuevas implantaciones en preparación.

Queda el buen recuerdo que nos deja el Carmelo en la India. Mi impresión se basa en la Provincia de Karnataka-Goa. Creada en 1981 con tres conventos, antes de los 25 años tenía ya 22 conventos, repartidos en varias parroquias, estaciones misionales en patria y en Tanzania-África del Sur, casas de formación y extraordinarios institutos de espiritualidad. En la estadística provincial del 2006 leo la lista de 209 religiosos profesos. ¿Quién puede apuntar un comparable dinamismo?

La acogida es muy subida en detalles con delicadísima cortesía, con un mimo de atenciones. Por todas partes se encuentra personal de juventud abundante y prometedora, académicamente bien formada. Llama la atención la organización de los conventos, con vida sobria y serena. Actualmente la India numéricamente es el país más carmelitano del mundo. Su juventud es su gran promesa y su desafío, por ser la hora de su servicio a la Orden en el mundo. Tan lejos han llegado los frutos de la Misión de otros tiempos en la India. El Carmelo indio está embarcado en la tradición misionera.

 

     
 [
 English] [ Italiano] [ Español] [ Français ] [ Deutsch]
[ ] [  ]

Updated 22 ott 2007  by OCD General House
Corso d'Italia, 38 - 00198 Roma - Italia
 ++39 (06) 854431  FAX ++39 (06) 85350206