[News] [Curia] [Addresses] [Carmelite sites] [o.c.d.s.
Secretariat of Missions: ocdmis@pcn.net  + FAX ++39 06 85443212



Missionary news

Mundo misionero
de los Carmelitas Descalzos

Nuestro mundo  misionero hoy 

"Como carmelitas somos necesariamente misioneros". "El Carmelo es una Familia religiosa reunida para vivir in obsequio Iesu Christi, meditando asiduamente la Palabra y juntos anunciarla para la salvvación de todo hombre, de todo el hombre. Nuestra Orden tiene por tanto un doble mandato: el de profundizar fuertemente los misterios cristianos a nivel personal y comunitario y el de su proclamación".

En cuanto al aspecto misionero, en el Carmelo Teresiano hay espacio para una amplísima gama de formas y aplicaciones concretas. La Orden ha ofrecido a la Iglesia religiosos llenos de intuición profética que han promovido la institución de la Congregación "De Propaganda Fide"; ha preparado misioneros de excelente cualidad y ha suscitado almas apostólicas, como Teresa del Niño Jesús, patrona universal de las Misiones.

Nuestra actividad misionera hoy, que ha sido presentada detalladamente por los Superiores de cada una de las Misiones durante el II° Congreso Misionero Mundial OCD en Quito, abraza 35 misiones en 31 países. Son 16 las misiones en 14 países de Africa y del Océano Indico, 10 misiones en 7 países asiáticos, 4 misiones en otros tantos estados latinoamericanos, 2 misiones en 2 países del Medio Oriente y 3 misiones en 3 estados de la ex-Unión Soviética. Están comprometidos en el trabajo misionero 5 hermanos nuestros Obispos, 260 Padres, 2 Diáconos permanentes y 24 Hemanos laicos. En período de formación se encuentran actualmente 39 novicios y 168 estudiantes indígenas.

  AFRICA Y MADAGASCAR

Seguiendo el orden alfabético, y poniendo entre paréntesis la Provincia religiosa a la que pertenece la misión, estamos presentes: en Burkina Faso (Aragón Valencia), donde hay 1 convento con 4 misioneros y 3 novicios; en Burundi (Cracovia), 1 convento, 5 religiosos; en Camerún (Milán), 2 conventos, 3 misioneros; en Costa de Marfil (Del. Gen. Congo), están en los inicios de la fundación con un padre y algunos postulantes; en Kenia (Washington), 1 convento, 3 padres, 2 hermanos; en Madagascar e Isla Mauricio (Venecia), 5 conventos, 17 sacerdotes (de los cuales 7 nativos), 23 estudiantes y 3 novicios; en Malawi (Navarra), 4 conventos, 12 sacerdotes (de los cuales 5 nativos), 1 hermano, 4 estudiantes y 2 novicios; en Nigeria (Irlanda), 2 conventos, 9 sacerdotes (uno nativo), 18 estudiantes, 8 novicios; en República Centroafricana (Génova), 5 conventos, 11 padres, 1 estudiante, en República Democrática del Congo - el ex Zaire (Definitorio General), 4 conventos, 28 padres (19 nativi), 4 hermanos nativos y 22 estudiantes. Hay también en el Congo una misión de la Provincia de Roma, en Kananga, con 2 padres y 1 hermano. Estamos asimismo en la República Popular del Congo (Definitorio), 1 convento, 2 sacerdotes, un hermano; en Rwanda (Cracovia), 2 conventos, 7 sacerdotes, 3 estudiantes y 2 novicios; en Sudáfrica (Karnataka), fundación reciente con 3 padres; en Tanzania (Karnataka), 3 conventos, 10 padres, 6 estudiantes.

Existe también en Africa el convento del Cairo en Egipto, con la Basílica de Santa Teresa del Niño Jesús. Adscrito en el sexenio pasado a la Semiprovincia del Líbano, no tiene ya el estatuto misionero.
 
  AMERICA LATINA

Las misiones sensu stricto que tenemos hoy en el continente de la esperanza-usando la terminología de Juan Pablo II - son cuatro, y dos de ellas están constituídas en Vicariatos Apostólicos. Son el Vicariato Apostólico de Sucumbíos en Ecuador y el Vicariato Apostólico de Tumaco en Colombia.

El primero, asumido por nuestra Provincia española de Burgos como Prefectura Apostólica en 1937, ha sido elevado a Vicariato Apostólico en 1984. Vicario Apostólico, con dignidad episcopal, es Mons. Gonzalo López Marañón, de la Provincia de Burgos, con quien colaboran 10 hermanos carmelitas, religiosos e religiosas de diversas congregaciones, y numerosos laicos comprometidos, muchos de los cuales pertenecen al Equipe COIM, o sea, Comunidad para la Iglesia y para el Mundo - asociación fundada por el actual Vicario Apostólico.

Los carmelitas del ISAMIS (Iglesia de San Miguel de Sucumbíos), como viene llamado comúnmente en el lenguaje pastoral el Vicariato Apostólico, desarrollan su actividad sobre todo en tres sectores: el de la pastoral urbana en Lago Agrio (3 religiosos), el de la pastoral campesina en la zona de Sevilla (también 3 religiosos), y el de la pastoral indígena (4 misioneros).

El segundo Vicariato, el de Tumaco (la costa colombiana conlindante con el Ecuador) fue confiado por la Congregación de Propaganda Fide a nuestra Provincia de Navarra en 1954. En el mes de febrero de 1990 pasó a la Provincia Colombiana. Mons. Gustavo Girón Higuita es su Vicario Apostólico. Están incardinados al Vicariato 9 sacerdotes diocesanos y 13 religiosos, de los cuales son 7 carmelitas, 3 franciscanos, 2 claretianos y 1 de la Sociedad Misionera de Belén. Trabajan allí también 5 hermanos no clérigos franciscanos y un diácono permanente.

Los misioneros están ayudados por muchas religiosas de 3 congregaciones: 22 Carmelitas Misioneras, 5 Religiosas de la Compañía di María y 1 Hermana de la Providencia. Hay también 7 laicos consagrados.

Las otras dos misiones de América Latina son: Apiacás en la selva amazónica del Brasil, y Hueytlaplán, en la Sierra del Puebla en México. Se han abierto ambas después del Congreso de Nairobi: la de Apiacás en enero de 1995, de la Provincia de Brasil-Sur, y la de Hueytlaplán en el 1996, de la Provincia Mejicana. En la primera trabajan dos sacerdotes y un hermano, ayudados por tres misioneros laicos. En la segunda hay trabajando 3 padres y un estudiante.

  ASIA

Asia y Oceanía, es decir el Extremo Oriente, constituyen la segunda presencia de la Orden, después de Europa, por número de religiosos. Estamos presentes en la India, Corea, Japón, Filipinas, Indonesia, Singapur y Taiwán.

Las misiones sensu stricto son en cambio 10: Corea, Japón, Indonesia, Singapur, Taiwán y 4 en India. A ellas añadimos la Prelatura de Infanta en las Filipinas, antigua misión de la Provincia de Washington, donde está como Prefecto Apostólico nuestro Hermano Mons. Julio J. Labayen.

En lo referente a las misiones en la India, son: Andra Pradesh, de la Provincia de Manjummel (5 conventos, 21 misioneros, 17 estudiantes y 1 novicio; Belur, de la Provincia de Karnataka-Goa (3 religiosos); Hoshiarpur, de la Provincia de Malabar (20 padres, 2 hermanos, 17 estudiantes y 6 novicios), y Manalikkarai, de la Provincia de Tamilnadu (7 misioneros). Estas cuatro misiones de la India se caracterizan por el trabajo de enseñanza, formación de los formadores, promoción humana y social. Descuella el trabajo de otros 10 religiosos de Tamilnadu, comprometidos en la actividad misionera en medio de los "dalith", que son considerados los últimos de la sociedad, intocables y totalmente marginados.

La misión de Indonesia, pertenecinte a la Provincia de Manjummel, florece de un modo particular en vocaciones religiosas. Actualmente son 9 novicios y 42 estudiantes, de los cuales 8 son profesos solemnes que el año próximo se ordenarán de sacerdotes. Los misioneros son en cambio 5.

La realidad carmelitana del Japón, cuenta hoy 5 casas formadas con 38 religiosos, entre los cuales hay 18 misionearos italianos. Los sacerdotes japoneses son 11, 1 es diácono permanente, y 3 son hermanos laicos. Hay también 5 estudiantes.

En Taiwán hay 2 conventos con un total de 10 religiosos: 5 padres, 3 estudiantes y 2 novicios, y en la comunidad de Singapur viven 5 hermanos nuestros.

En Corea, a su vez, el Carmelo cuenta 3 comunidades. Los religiosos son en cambio 33, distribuídos de este modo: 16 sacerdotes, 8 hermanos, 7 estudiantes y 2 novicios.

  MEDIO ORIENTE

La presencia del Carmelo Teresiano en el Medio Oriente, además de histórica, con más de tres siglos, constituye un elemento que, se podría decir, pertenece vitalmente a la configuración carismática de la Orden: en sus raíces y en la espiritualidad, en su dimensión mariana, en su vocación misionera.

Son cinco las naciones del Medio Oriente, donde se encuentran los carmelitas: Egipto, Irak, Israel, Kuwait y Líbano. El estatuto misionero en el sentido jurídico se le reconoce solamente a Kuwait.

El Carmelo Teresiano asegura la presencia de la Iglesia latina en Kuwait, dado que la Santa Sede confió a la Orden este territorio, que desde 1954 se constituyó como Vicariato Apostólico. Vicario Apostólico es Mons. Francis Micallef, O.C.D., con quien colaboran tres Hermanos nuestros, 2 sacerdotes diocesanos y un Padre del rito maronita.

En Irak, aunque la antigua misión carmelita "sui iuris" fue suprimida en 1978, son los carmelitas los que guían hasta el día de hoy el Arzobispado Latino de Baghdad y aseguran la presencia de la Iglesia latina en aquel mare del Islam. El arzobispado, guiado hoy por el carmelita libanés Mons. Paul Marcelo Dahdah, se extiende a toda la superficie del Irak. Nuestros hermanos allí son 4, además del Arzobispo. Hay también 2 postulantes, un novicio en el Líbano y 2 estudiantes en Francia. Estos pertenecen a la Provincia de París.

  ESTE EUROPEO

Tras la huella de la pierestrojka los Carmelitas Descalzos polacos comenzaron, hacia fines de los años Ochenta, a desplazarse a las repúblicas soviéticas de Lituania, Bielorussia, Ucrania, y de la misma Rusia, donde en el pasado existían numerosos conventos de Padres y Monjas, e incluso una entera Provincia Lituana de San Casimiro, suprimida en la segunda mitad del siglo XVIII.

Actualmente 9 religiosos nuestros trabajan en Bielorussia, formando parte de la Delegación de la Provincia de Varsovia. Dos conventos en Bielorussia están canónicamente erigidos (Gudogaj y Narocz), mientras los otros dos dependen de éstos (Kostantynowo y So»y). Se tienen ya las primeras vocaciones en estos territorios.

En Ucrania, en la Delegación de la Provincia de Cracovia, trabajan 8 religiosos, constituídos en dos comunidades canónicamente erigidas (Kiev y Berdicev). Después del curriculum formativo efectuado en Polonia, sa ha ordenado ya el primer carmelita de Ucrania, en tanto que otros se encuentran en el período de la formación.

Desde la Pascua de 1998 existe también una presencia carmelitana en la Rusia europea: en Taganrog, junto al Mar de Azov, donde un hermano nuestro de la Provincia de Varsovia guía la comunidad católica.

MENSAJE

Pero ¿cómo van a invocarlo sin creer en él?, y ¿cómo van a creer sin hablar de él y cómo lo van a anunciar sin ser enviados? Según aquello de la Escritura bienvenidos los que traen la buena noticia. Sin embargo no todos han respondido a la buena noticia. Miren lo que dice Isaías: Señor, ¿quién ha dado fe a nuestro mensaje?. La fe sigue al mensaje, el mensaje al anuncio del Mesías. Pero pregunto yo: ¿será que no han oído hablar? Todo lo contrario: A toda la tierra alcanzó su anuncio y hasta los limites del orbe su lenguaje. Rom. 10, 14-18

Introducción
 
A todos nuestros queridos hermanos y hermanas del Carmelo.

Nosotros, los delegados representantes de los continentes de Asia, Africa, Latinoamérica y de Europa del Este, os enviamos nuestro cordial saludo. Junto con el Rev. Fr. Camilo Maccise, nuestro Superior General, y dos Definidores, nos hemos reunido en Quito, un lugar familiar a Santa Teresa porque su hermano Lorenzo vivió allí. La presencia de nuestros Obispos carmelitas misioneros, los representantes O. Carm. y las delegadas de algunas congregaciones afiliadas a la Orden han enriquecido nuestro encuentro. Os agradecemos las oraciones y mensajes que habéis enviado al Congreso, lo que nos ha animado en nuestras deliberaciones.

En su Carta Apostólica Tertio millennio adveniente el Papa Juan Pablo II escribe: La Iglesia seguirá siendo misionera; el carácter misionero forma parte de su naturaleza. Se siente una urgente necesidad de ofrecer nuevamente a todos los hombres y mujeres el mensaje liberador del evangelio" (Cf. n. 57). "Afirma además la Iglesia que, en todos los cambios socio-culturales y eclesiales, subsisten muchas cosas que no cambian y que tienen su fundamento en Cristo que es el mismo ayer, hoy y por todos los siglos" (Cf. n 59) .

La noción de misión abarca todas las formas de evangelización. Uno de los muchos desafíos para la misión es la conexión entre Evangelización y los diferentes carismas de la vida consagrada. Se recuerda a todos los institutos religiosos tener en cuenta la llamada a la misión contenida en el don de su carisma fundacional, recibido de Cristo a través de la Iglesia para la expansión del reino de Dios. En el caso de nuestra Orden, el espíritu profético de San Elías nos interpela a involucrarnos de un modo urgente y radical en las distintas situaciones inhumanas e injustas, presentes en la sociedad hodierna.

En este segundo Congreso misionero mundial carmelitano, nosotros, los participantes, hemos tratado de abrir nuestros corazones en nombre de la Orden y especialmente de parte de nuestros misioneros para evaluar las situación actual de nuestras misiones que nos han presentado tan vívidamente las intervenciones durante las asambleas generales. Hemos intentado escuchar con sensibilidad creciente a todo lo que el Espíritu ha ido diciendo a la Iglesia y a las Iglesias, (Rev. 2,7ss) en este tiempo de preparación inmediata para el gran Jubileo del año 2000 ( Cf. T.M.A. n. 23).

II. Nueva Imagen de Iglesia

Los esfuerzos misioneros hechos por toda la Orden nos permite comprender y asimilar el espíritu misionero que invade toda la Iglesia y asumir la nueva imagen de Iglesia que hoy nos ofrece el Concilio Vaticano II.

La nuevos tiempos inaugurados por el Concilio nos han conducido a considerar la Iglesia como el Pueblo de Dios y como el gran misterio y sacramento de comunión que Cristo nos ofrece para la salvación. Ella es el auténtico Cuerpo de Cristo y nosotros somos miembros activos para velar por el crecimiento de todo el cuerpo.

La Orden ha reflexionado sobre su misión dentro de la Iglesia y continúa su reflexión siguiendo los pasos de Santa Teresa de Lisieux. Ella no descansó hasta descubrir su puesto dentro del Cuerpo Místico de Cristo: en el corazón de la Iglesia mi Madre yo seré el amor.

Nos duele profundamente como a nuestra Santa Madre cuando vemos que tantos hermanos y hermanas mueren sin haber experimentado la riqueza salvadora del Evangelio. Santa Edith Stein, canonizada recientemente, es un ejemplo de inmolación por la salvación de su pueblo.

Por tanto, buscamos nuestra propia perfección al tiempo que abrimos nuestras vidas al pueblo de Dios para que, como peregrinos hacia la casa del Padre, podamos encontrar la plenitud de vida en Cristo.

Al mismo tiempo nos damos cuenta que, al cooperar en la implantación de la Iglesia, compartimos nuestro carisma con las nuevas Iglesias para que se manifieste la riqueza del Espíritu.

Por eso vemos con gran gozo cómo, al igual que crecen las iglesias locales en nuestras misiones, van floreciendo también las vocaciones carmelitanas.

III. Perspectivas y desafíos para la misión.

Con este trasfondo cambiante, nos enfrentamos ante nuevas perspectivas y desafíos. A la luz de los cambios socio-culturales y eclesiales, nuestra Orden se interpela ante la responsabilidad de leer los signos de los tiempos e interpretarlos a luz del evangelio. En una era que se va haciendo cada vez menos eclesial, menos cristiana y menos humana tratamos de ir hacia adelante en esperanza.

Reconocemos la importancia primordial y suprema de la presencia, y el testimonio en el trabajo de la evangelización. Solamente entonces nuestro ministerio será aceptable y aceptado, y solamente entonces será también respetada nuestra identidad y credibilidad.

Practicando una espiritualidad encarnada en el contexto de las situaciones concretas, vemos la necesidad de un diálogo y colaboración a todo nivel, al confrontar las complejidades de la inculturación.

Somos conscientes también de los estrechos vínculos entre las misiones y nuestro carisma carmelitano. En todos nuestros programas de formación debemos de fijar la atención en esto y expresarlo en nuestros distintos apostolados. El testimonio de comunidades orantes y fraternas será una rica contribución a nuestra tarea misionera y facilitará la construcción del Cuerpo de Cristo. Conscientes de nuestro carisma y de nuestra rica tradición espiritual, estamos también preocupados por las necesidades más profundas del pueblo de Dios, dando una atención especial a la evangelización de los evangelizadores: clero, religiosos y laicado comprometido. Al evangelizar, nosotros somos también evangelizados por lo pobres y por sus tradiciones y situaciones socio-culturales.

IV. Conclusión.

Estamos en la etapa final de preparación para el gran Jubileo del año 2000. Este año se ha dedicado especialmente al Espíritu Santo, fuente eterna de toda dádiva que proviene de Dios (Cf. Tertio Millennio Adveniente, 44). El Espíritu Santo es el Principal agente de la nueva evangelización y confiamos que nos llevará a percatarnos de un modo más maduro de nuestras responsabilidades misioneras.

Durante el Congreso nuestra liturgia y oración en común fue una rica fuente de inspiración.

•Nuestro himno de apertura, Veni Creator Spiritus, nos recuerda una vez más nuestra completa dependencia del "Señor y dador de Vida".

•La fiesta de los Arcángeles nos recordó que los misioneros como los ángeles somos también enviados como mensajeros de Dios.

•La fiesta de San Jerónimo puso el énfasis en el poder de la palabra de Dios.

•y la fiesta de Santa Teresa, nuestra Patrona en las Misiones y nuestra hermana en el Carmelo, reclamó nuestra atención hacia el poder del amor de Dios, por medio de su vida de oración y sacrificio escondido, como manantial vivo de nuestra actividad apostólica.

En este espíritu eucarístico y pascual avanzamos hacia el nuevo milenio, confiando que el Señor de la historia será nuestro compañero en el camino. Pedimos que María, la estrella de la Evangelización, nos enseñe a ser dóciles al Espíritu, - una mujer de silencio y de gran preocupación, una mujer de esperanza y modelo para todos los carmelitas.

En la clausura de nuestro Congreso deseamos que todo lo que hemos experimentado durante estos días de gracia pueda ser también compartido con vosotros. Que este encuentro haga de nuestra Orden un instrumento efectivo en las manos del Señor de la mies.

     
 [
 English] [ Italiano] [ Español] [ Français ] [ Deutsch]
[ ] [  ]

Updated 02 giu 2004  by OCD General House
Corso d'Italia, 38 - 00198 Roma - Italia
 ++39 (06) 854431  FAX ++39 (06) 85350206